Un Tomellosero lava su remolque hasta desintegrarlo

Francisco Garcia, natural de Tomelloso, ha visto su remolque reducido a un charco de jabón, lejía y otras sustancias químicas tras haberse dedicado a frotar con las dos manos la lona y los laterales con productos de limpieza. “había terminado de vendimiar y lo tenía sucio y como nunca se da por satisfecho, pues frotó y frotó”. Ya cuando me ha pedido el bote de salfumán le he dicho que aquello no era bueno para la pintura. Pero es que luego, cuando ha untado los laterales con cal viva, con los niños por allí tosiendo y con los ojos rojos, ya me he ido porque me ponía nerviosa”, declara su mujer.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.