Genaro Gutierrez, de 96 años, corona la cima de la torre del vino de Socuéllamos por segunda vez en una semana sin garrota ni botella de oxigeno

Por segunda vez en la misma semana, Genaro Gutierrez consiguió la pasada tarde alcanzar la cima de la torre del vino de Socuéllamos sin oxígeno, garrota ni boina. Desde el campo base (La casa de su hija Puri, ya que son tres hermanos y cada mes se turnan para cuidarlo) y en un día sin cita con el platicante, se propuso realizar esta gesta,  tardó sólo 147 horas en subir la cumbre más alta de la Mancha, donde ahora se está tomando un vermut en el precioso mirador inaugurado por Cospedal.

A través del tablón de anuncios del hogar del jubilado, sus hijos han colgado un folio informando de la gesta sin ofrecer más detalles.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios