El terremoto de Villarrobledo, una falsa alarma

El terremoto de Villarrobledo, una falsa alarma que se convirtió en un buen susto, todo comenzó en La medio día del Domingo, Alipio Montero alias (EL GORDO), fue invitado a la comida que unos cazadores celebraban, la comida “ unas sabrosas Habichuelas con perdiz” el plato preferido de Alipio, tan buenas le estaban que se comió 5 platos y unas natillas con soletilla, hay que aclarar que Antonio es estreñido, después de toda una tarde indigesta, Alipio se acostó, a los pocos instantes empezó a sudar y los retortijones eran cada vez más fuertes, “ Creía que me moría, me vinieron los sudores de la muerte” decía , a eso de las once, ya no pudo más y después de ponerse amarillo, azul y colora… Alipio” SE CAGO”, tal fue el pedo de aviso que la vecina de abajo que tenía la permanente hecha, se le ha quedado el pelo liso y blanco, sufre espasmos y la boca torcida, Alipio fue traslado de urgencias al Hospital, sufre quemaduras de primer grado en el ojete y ha necesitado 48 punto de sutura en el mismo, jura que no volverá a comer habichuelas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios