Amputan el pene a un señor de Villarrobledo tras introducirse un supositorio por la uretra

“Que yo no me meto na por el ojete copón”, esa es la última frase que dijo Ramón Sánchez antes de pasar al quirófano.
Un señor de Villarrobledo ha sido ingresado tras quejarse de unas molestias en su aparato sexual.
Al parecer el señor acudió a una consulta médica y le recetaron supositorios. Una vez en su casa, se puso manos a la ogra para empezar el tratamiento pero su ojarasco no estaba receptivo y decidió introducirlo por su pene.
A los pocos minutos empezaron las molestias, además lo notaba hinchado y fresco. Cuando acudió a urgencias, el médico de guardia no pudo hacer nada para salvar su miembro y tubo que amputarle el pene.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.