Cómo ahorrar energía con la secadora

A pesar de que no todos la consideran como un electrodoméstico básico, disponer de una secadora en nuestro hogar detenta múltiples ventajas.

De hecho, su caso nos recuerda al del lavaplatos, concebido como un accesorio prescindible hace tan solo escasos años pero que en la actualidad se ha convertido en uno de los más usados de la casa. Pero, ¿cuáles son sus virtudes reales? ¿Qué hay de cierto en su supuestamente elevado consumo? ¿Cómo podríamos evitarlo?

Primer paso para ahorrar con la secadora: No la compres y cuelga la ropa en los sogueos

Segundo paso parta ahorrar con la secadora: No la enchufes y cuelga la ropa en los sogueos

Así conseguimos un ahorro del 100×100

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.