Un tractorista de El Tomelloso deja sordos a dos extraterrestres al intentar comunicarse con ellos

.
Los alienígenas habrían tomado tierra en una parcela donde L.R.S. se encontraba labrando. Al verlos medio desorientados, el tractorista se acercó a ellos y empezó a hablarles como corresponde en estos casos: imitando a Tarzán y a los gritos.
Los extraterrestres cayeron al suelo dando alaridos de desesperación y sangrando profusamente por ambos oídos debido a los altos decibeles del sonido.
Poco después, se refugiaron en su nave y huyeron rumbo al espacio exterior.
Amos, no me jodas, ha dicho L.R.S., si hasta me he quedao afónico pa’ que me entendieran.
Mi casssaaa, ha dicho un señor que volvía de la panadería.

 

Yayo Nuevededos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.