Un equipo de arqueólogos descubre un asentamiento prehistórico perteneciente al Homo Baladris

Investigando en las orillas del río Rus, han descubierto restos de viviendas, trozos de cerámica y hasta pinturas rupestres. Por la simpleza de los hallazgos, los profesionales aseguran que pertenecen a la cultura (es un decir) del homo baladris, que no tendría relación con el homo sapiens, y que sería antecesor directo del homo energúmenus actual.
El homo baladris estaría siempre en contra de otras tribus cercanas a las que atacaría sin saber muy bien por qué.
El estudio indica que el homo baladris descubrió el fuego cuando se inventaron los mecheros de gas.
“Amos, no me jodas”, dijo un señor que paseaba con un gorila, “no coordinaban ni pa frotar dos palitos”.

 

*Marcelo Choren

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.