Un señor de Munera se caga y provoca un accidente

Como todos los domingos, L.E.P., que reside en Munera, fue a comer a casa de su abuela en Albacete, donde
se zampó tres platos de cocido casi sin respirar.
Al retornar al pueblo, notó unos ruidos sospechosos en su barriga. Apenas pasar Barrax, la N-430 da muchas
vueltas y revueltas, subidas y bajadas, lo que aceleró la turbulenta digestión de L.E.P.
Cuando notó que ya se le escapaba el dentífrico del tubo, no tuvo más remedio que echarse al arcén y evacuar
tras unas matas. Al aflojar el ojal, la explosión fue de tal magnitud, que los residuos semisólidos alcanzaron la
carretera, provocando el patinazo y posterior choque de un camión y tres turismos.
La Guardia Civil acusa, ahora, a L.E.P. de cagazón imprudente, lo que podría costarle 600 Euros y tres puntos
del carnet. El seguro se niega a pagar los daños, ya que en el incidente no intervino el coche del causante de la
colisión.
Por su parte la DGT, exigirá el uso de cadenas o neumáticos para caca.
“A-OS-O-E-ODAS”, ha dicho apretándose la nariz, un señor que paseaba con un gorila,”esto no es cagarrina,
es hemorragia de mierda”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.