Intervención policial en una residencia de mayores

Todo sucedió noches atrás, en la residencia de mayores “Santa Etelvina”, conocida afectuosamente como “El Desguace”; cuando la enfermera del turno de noche confundió Sintrom con Sildenafil (más conocido como Viagra). Todos los abueletes recibieron una o dos pastillitas de la alegría.
Alertada por un llamado anónimo, la policía local de San Clemente se presentó a altas horas de la noche .
Del interior procedían gritos y risotadas, al tiempo que sonaba música de Iron Maiden a toda pastilla.
Pensando que podría tratarse de un ataque a los pobres abueletes, se pidió apoyo a los Geos y se procedió a irrumpir por puertas y ventanas para encontrarse con un panorama impresionante. Abuelas y abuelos despepitados, correteaban en paños menores o sin paños, por pasillos, habitaciones y patios.
Convocado el SESCAM, los residentes se negaron a tomar ninguna clase de tranquilizantes, y pidieron respeto a su intimidad.
Una vez restablecido el orden, se comprobó que alguien había sustraído un lote completo de las pastillitas azules de la enfermería. Se esperan nuevos desmadres.
“Amos, no me jodas”, ha dicho un señor que paseaba con un gorila,”a ver si hay algún embarazo no deseado”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.