Un señor se hace el muerto en la piscina cubierta de Villarrobledo y el Gobierno le cobra el impuesto de sucesiones

Ocurrió en la piscina cubierta de Villarrobledo. Un Provenciano de 62 años acudió como todos los días a nadar un poco, tal y como le recomendó su traumatólogo.

“Estoy jodío, me han visto dos hernias discales en las vertebras L5-L5 y L5 S1. Se me baja un dolor gordísimo hasta la punta de los pies. Estoy mu estropeao vengo a nadar a ver si así se me pone la espalda fuerte y me curo”

Tras su sesión diaria de 60 minutos de nado, decidió “hacerse el muerto”, durante 5 minutos para relajar los músculos.

La sorpresa vino a los 7 días siguientes, cuando recibió en su casa una notificación del Gobierno en la que se le indicaba a él o en su defecto a su familia, a que abonara el impuesto de sucesiones de forma inmediata.

El señor lleva toda la semana de abogados y de papeleos para demostrar a la junta que el sigue vivo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.