Ingresan a un chico de San Clemente tras intentar borrarse un tatuaje con una radial

 

Un chico natural de San Clemente y que reside en La Alberca ha sido ingresado en un hospital de La Mancha tras borrarse con una radial un tatuaje que se hizo en el pene.

El joven acudió a urgencias con toda la ropa llena de sangre, los facultativos pensaban que había sido atacado por algún galgo o animal con mandíbulas potentes. Según relatan los médicos el paciente no paraba de gritar ” mi pita llora sangre, mi pita llora sangre”

Una vez que el joven fue pasado a planta confesó que se lo hizo el mismo al intentar borrarse un tatuaje.

“llevaba 2 semanas con una muchacha que conocí en Cuenca, cuando fui a arreglar unos papales de un remolque que heredé de mi abuelo. La muchacha me dijo que me quería mucho y me tatúe su nombre. Ayer vi en su Facebook que tenía novio y decidí quitarme el tatuaje yo mismo”

Los médicos intentarán reconstruir el pene lo mejor posible.

Publicaciones relacionadas