Un chico de La Alberca confunde un balón de rugby con un supositorio y es ingresado de urgencia

El aire acondicionado es un excelente aliado para combatir el calor, pero también el origen de cuadros o síntomas respiratorios de diversa gravedad. Los aparatos de aire acondicionado enfrían el aire, le quitan humedad y tienden a acumular polvo, gérmenes u otro tipo de sustancias orgánicas en los filtros. Todo ello favorece la irritación, inflamación o infección de las vías respiratorias. Eso mismo fue lo que le pasó a un chico de La Alberca de Záncara. El chico cogió la requenense para ir a Cuenca de papeleos “Tube que ir a Cuenca a pedir la ayuda de jóvenes agricultores, mi padre está muy estropeado y me ha dicho que me haga cargo yo del campo. El caso es que pusieron el aire acondicionado muy fuerte a la ida y a la vuelta. Me resfrié”
El joven acudió al médico que primeramente le recetó unas pastillas, el chico se negó ya que no se las puede tragar ” A mí me da cosa tragarmelas y más si son grandes, antes de metérmela en la boca me la tengo que machacar si no no puedo, y en el campo no puedo machacarla, le dije que me mandara otra cosa”
El Médico le recetó supositorios. El chico confundió un balón de Rugbi con un supositorio que logró ponerse, pero con consecuencias desastrosas. El chico sigue ingresado evolucionando favorablemente.

Publicaciones relacionadas