Unos padres de Mota pierden la custodia de su hijo al bautizarlo con un chorreoncejo de ginebra

Pila Bautismal. Capilla de san Antonio.

 

Ya es una realidad: el gin tonic se ha convertido en la bebida de moda por excelencia. Si echamos la vista atrás, podemos acordarnos de largas sobremesas de personas más mayores y seguro que, incluso muchos de nosotros, no entendíamos ni siquiera cómo el sabor amargo de la tónica les podía gustar, ¿verdad?
Terrazas de moda, chiringuitos en la playa, fotos en Instagram, sobremesas con amigos, incluso bautizos cristianos. Unos padres de Mota del Cuervo han perdido la custodia de su hijo recién nacido tras bautizarlo con un chorreoncejo de Ginebra.
La denuncia fue formulada por un familiar “Se la tenía guardada, nosotros los invitamos al bautizo de mí Julian y se presentaron sin regalo, se inflaron a comer cordero, se bebieron dos botellas de Puerto de indias y una de Cardú, yo pensé que les iba a salir caro”
La familiar hizo fotos durante la ceremonia, en las instantáneas se podía ver como el sacerdote rociaba al bebé con ginebra. Las fotos fueron adjuntadas en la denuncia.

Según los expertos, el gin tonic seguirá perdurando en el tiempo como una de las propuestas más aclamadas

Publicaciones relacionadas