Que los hijos acaben fumando porros, principal preocupación de las madres manchegas

La maternidad es sinónimo de cambio y de nuevas preocupaciones. Ser madre cambia la vida, la llegada de un hijo implica, sobre todo, un cambio en las prioridades de la mujer, una importante responsabilidad y, además, nuevas preocupaciones asociadas a la maternidad.
Un reciente estudio, echo público esta misma semana, arroja unos datos sorprendentes. La principal preocupación de las madres manchegas es que sus hijos fumen porros en el instituto.
“Esto es un sin vivir, me dijeron en otro día en el mercado que vieron a mi David con uno que no me gusta nada, los padres están sin trabajar, viven de las ayudas y están todo el día en su casa fumando porros, el hijo es igual que ellos y mi hijo se junta con el”

Tal como señala la encuesta , lo que importa a las madres manchegas es la droga, lo segundo es llevar roña en el cuello y codos, lo tercero es mandarlos a clase con las zapatillas de estar por casa y la cuarta preocupación es que la maestra le coja manía.

Publicaciones relacionadas