Una mujer de Alcázar pide el divorcio tras decirle su marido que le da vértigo subir a tender

Las tasas de divorcio entre las parejas igualitarias que comparten el trabajo doméstico son un 50% más altas que entre las parejas en las que la mujer hace la mayor parte de las tareas del hogar. Así lo atestiguan las estadísticas recogidas en el estudio Chacha´s Day
Se confirma este estudio, por lo menos en nuestra comarca. Asunción ha pedido el divorcio de su marido Julian tras pedirle que subiera a tender. El le argumentó que tenía vértigo.
“Resulta que me he roto el menisco, no puedo subir escaleras. La lavadora no se pone ni se tiende sola, alguien la tendrá que poner”
El marido se niega en rotundo. “Pero como voy a subir a la terraza a tender la ropa, la ultima vez que subí me dio un mareo porque eso está muy alto, tiene que ser que tengo vértigo, no creo que tenga nada que ver las 29 cervezas que me bebí, hicimos una barbacoa los amigos y termino la cosa con niebla”
La señora ha pedido el divorcio ya que ella necesita un hombre de verdad en su casa, que no le de miedo subir a la terraza a tender.

Publicaciones relacionadas