Un conocido chef manchego se tatúa un sol en la barriga para tener una Estrella Michelín

Desde 1926 la prestigiosa Guía Michelín otorga y premia a los mejores restaurantes con sus famosas «Estrellas Michelín», codiciadas y ansiadas por todos los chef del mundo.
Cada año miles de cocineros desean que sus restaurantes sean premiados con este galardón, los cocineros de nuestra comarca no se quedan atrás, un famoso chef manchego cansado de ver como año tras año nunca gana ninguna estrella, ha decidido poner fin esta injusticia.
El chef ha decidido tatuarse un sol en su barriga para poder decir a sus clientes que tiene una estrella michelín.

“Todo eso de la estrella michelín es un tongo, nadie sabe asar mejor que yo los alones de cordero, nadie prepara unas gachas como yo, soy el mejor cocinero de mi tierra y no me dan ni una estrella, se las dan todas a sus amigotes, a tomar por saco la bicicleta, me he tatuado un sol en mi barriga, ahora tengo mi estrella michelín que jamás me podrán quitar”

Antes de que un restaurante reciba su primera estrella es visitado cuatro veces por los inspectores. El chef asegura que si va por allí algún inspector no le dejará pasar.

Publicaciones relacionadas