Un San Clementino agrede a un camarero de Madrid porque pidió un bombón y el camarero le dio su teléfono.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA
Es muy probable que con el paso de los años te hayas dado cuenta ya de que sobre el noble arte de ligar no hay nada escrito. Ligar es un juego que requiere práctica, mimo, y sobre todo cuidado. Que se lo pregunten a un camarero de Madrid que acaba de ser ingresado en el hospital 12 de octubre después de ser agredido por un señor de San Clemente.
El San Clementino hizo un viaje de negocios a Madrid, entró en un bar y le pidió un bombón al camarero. Al parecer en Madrid pedir un bombón es muy diferente ya que el camarero entendió que el San Clementino estaba buscando una relación esporádica.
“Le pido un bombón y coge el tío y saca una servilleta, me apunta su teléfono y dibuja una pita y un corazón. En cuanto vi eso se me puso mala virgen y le di un guantazo en la tabla el pecho que lo puse a echar la siesta a las 9 de la mañana”
La asociación de hostelería de Madrid va a proponer cursos de formación para que los camareros que desempeñen su función en Madrid estén más preparados a la hora de atender a clientes como los de San Clemente.

Publicaciones relacionadas