Un chico de La Alberca no supera su primera entrevista de trabajo por que entró diciendo “Rapidico que me estoy cagando”

La crisis del coronavirus está haciendo que muchas personas se apresuren a buscar trabajo tras ver como sus ingresos han descendido en los últimos meses. Muchas empresas se están modernizando y hacen las entrevistas a través de aplicaciones como Zoom, WhatsApp o Skype. Otras en cambio, creen que es imprescindible que el entrevistado esté de cuerpo presente. Precisamente un chico de La Alberca se presentó a una entrevista de trabajo para una tienda de ropa de la capital, finalmente no fue seleccionado. El gerente de la tienda explica el porqué: “Entró hablando por teléfono y gritando, hablaba de algo de unas viñas. Entró al establecimiento con las botas manchadas de barro, aparcó el coche en la acera obstaculizando la circulación de los peatones. Cuando entró al despacho no dijo ni hola, lo primero que dijo fue (rapidico que me estoy cagando)”
Varios habitantes de La Alberca reconocen que el chico siempre ha tenido fama de basto
“Un día se tiró un pedo en el gallinero de su padre y vistió de indio a media Alberca”
El chico sigue buscando trabajo.

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios