Un niño de Ossa de Montiel se baña justo después de comer y sobrevive

El pasado domingo se vivieron momentos de tensión en Las Lagunas de Ruidera, concretamente en la Laguna del Rey.
Un niño de nacido en Ossa de Montiel se bañó justo después de comerse dos platos de paella y un polo y no falleció por el corte de digestión.

Julianin, de 11 años, se zambulló en la laguna del rey apenas 3 minutos después de devorar un polo y, contra todo pronóstico no le pasó nada.
Los socorristas fueron alertados por los gritos de los familiares del joven, aunque sin hacer caso ya que según los socorristas no se podían acercar a nadie por el coronavirus, aparte no se querían meter en el agua porque se habían comido unas aceitunas y tenían que esperar 2 horas.
Los familiares miraban la escena angustia esperando que Julianin saliera del agua. Tras 20 largos minutos Julianin salió del agua y terminó la pesadilla.
“mama métete que está muy buena, ten cuidado que hay muchas carpas de esas que se comen los rumanos”

Finalmente, la familia pudo pasar el día con tranquilidad y aseguran no volverán a esperarse 2 horas para hacer la digestión antes de bañarse.

Publicaciones relacionadas