Todos los colegios y guarderías de nuestra región tendrán que habilitar una zona para que los niños peguen los mocos

Desde el pasado mes de Junio, la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha autorizó a abrir sus puertas a los centros privados de Educación Infantil (de cero a tres años) y las escuelas infantiles de titularidad municipal.
Las autoridades sanitarias han decidido aumentar las restricciones ante el aumento de contagios en los centros educativos. Educación ofrece un decálogo de recomendaciones:
Limitación de contactos, reducir las ratios por aula al 50%, llevar hidrogel de pepa pig o de patrulla canina y desde hoy mismo, se añade una nueva. Los niños tendrán un espacio habilitado única y exclusivamente para pegar los mocos.
“Sabemos que los niños suelen ser mocosos, casi siempre se limpian con la manga, se los restriegan por la cara o simplemente los dejan hasta que se sequen. Cada clase tendrá una especie de pizarra que ubicaremos al lado de la papelera. El alumno tendrá que acercarse y restregar todo ahí. Así evitaremos que los virus se extiendan por la clase”
La consejería de educación hará mas propuestas de este tipo si fuera necesario.

Publicaciones relacionadas