Despiden a un cajero de un supermercado de Villarrobledo por beber en horas de trabajo y alega que era para desinfectarse por dentro

El encargado de un supermercado de Villarrobledo sorprendió ayer por la tarde a un trabajador bebiendo alcohol en su puesto de trabajo.
El cajero, sorprendido cuando le pegaba un lingotazo a una botella que tenia guardada debajo de la caja registradora, se enfrenta a una suspensión de empleo y sueldo.
La voz de alarma la dio una clienta que suele hacer la compra una vez por semana “A mi no me gusta venir todos los días a comprar, yo compro cada semana. Cuando el cajero iba a pasar el salfumán por la caja registradora, se conoce que la forma de la botella le recordó a whisky o a alguna bebida alcohólica. El muchacho se amagó debajo de la caja, me asomé a ver que le pasaba y lo vi pegándole un trago a una botella de cardú”
El cajero se sumistraba del alcohol que robaba a los clientes despistados
“Terminaban de pagar, el cajero les decía que se le había caído un billete al suelo, cuando se agachaban a buscarlo aprovechaba para robarles las botellas”
EL chico se reincorporará el mes que viene, si todo sale bien.

Publicaciones relacionadas