Un chico de Tomelloso monta un gimnasio en su casa y tampoco va

Si te gusta entrenar y estar en forma seguro que alguna vez has soñado con tener tu propio gimnasio en casa. Es precisamente lo que pensó un chico de Tomelloso harto de que sus amigos le llamaran trofollaco. El chico, perteneciente a una familia adinerada, pidió a su papa hacerse un gimnasio. El padre no lo dudo y le hizo el gimnasio.
“Este año se me han dado bien los melones, mi hijo me dijo que le montara un gimnasio y ya lo tiene, con jacuzzi y todo”
El problema surgió cuando el chico decidió que tampoco quería ir a su propio gimnasio. SU madre explica que lo pasa mal “mi Julián es muy sensible, fue el lunes y el martes no se podía mover la criatura, además se ha rozao con la goma del calzoncillo y va escocio la criaturica, ya le he dicho que no vaya más al gimnasio y que le preparare medio costillar de vaca para que se le pase el disgusto”
Los amigos de Julianin le han dicho que, si pueden ir de gratis a su gimnasio, él le ha dicho que sí, siempre y cuando no le vuelvan a decir trofollaco.

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios