Un delincuente de Villarrobledo consigue que la jueza no lo meta a la cárcel porque le puso morritos en el juicio

El Juzgado de Villarrobledo ha concedido la libertad condicional a un delincuente que perpetró varios robos en la localidad. En la sentencia se puede leer que le otorgan la libertad por que no hay pruebas que demuestren que esta persona esté involucrada en esos delitos.
Los componentes del jurado presentes en el juicio van a recurrir la sentencia porque según ellos, el acusado le puso morritos a la jueza.
“La jueza lleva un año divorciada y tiene mas hambre que un galgo de las 600. El acusado es un chico apuesto, guapo y en buena forma. Todos los asistentes pudimos ver que le puso morritos a la jueza. Ella no paraba de mirarlo, se nota que le gustó. En un descanso del juicio pudimos escuchar al acusado decirle a la jueza que estaba desenado que lo esposara”
El juicio será repetido cuando al pasar el Black Friday.

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios