Una mujer celebra el paso a nivel 2 de su pueblo porque al fin su marido se irá al bar un rato

Desde hacía algo más de 2 semanas Munera estaba en nivel 3 con la consecuencia de toda la hostelería cerrada.

El pasado viernes por fin se supo que la incidencia de contagios había bajado y por tanto los bares podían volver a abrir, algo que ha alegrado a todo el sector de la hostelería y sobre todo a Faustina, una mujer de Munera que estaba literalmente harta de tener a su marido en casa “apastao” todas las tardes desde que anochecía y los fines de semana completos.

“Hombre una cosa que este bien, yo lo quiero mucho, pero no mucho rato, que ganas de que le abran el bar y llegue a casa como siempre a las 11 de la noche sin hablar mucho y directo a la cama” declaraba Faustina

Por su parte el marido asegura que mas ganas tenía él de ir a tomarse sus gordas con su tapa de crestas al bar.

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios