Un ecuatoriano residente en Socuéllamos inventa la mascarilla con calefacción para podar este invierno

El ministerio de sanidad asegura la pandemia seguirá de manera agresiva este otoño e invierno. El ministro de sanidad ya ha anunciado que la mascarilla será obligatoria incluso en el campo. Muchos trabajadores ven con preocupación estas nuevas medidas ya que gozaban de libertad, otros en cambio ven una buena oportunidad para desarrollar proyectos personales. Es lo que le ha ocurrido a Wilfredo Gaviria, un ecuatoriano residente en Socuéllamos que acaba de inventar una mascarilla revolucionaria con calefacción.
“Antes de nada quiero dar las gracias a toda la familia, dios bendiga vuestros domicilios. El trabajo en el campo es muy duro en invierno, y si nos obligan a ponernos mascarilla aún más. Por eso se me ocurrió proteger nuestras boquitas y nuestros labios para evitar que nos resfriemos, he inventado una mascarilla con calefacción, va conectada con un cable hasta una batería que tendremos que llevar en el bolsillo”
Wilfredo asegura que con el dinero que gane comprará un pasaje para ir a ver a su mujer ya sus hijos que los tiene en el Ecuador. “Iré a visitarlos únicamente, no me los traeré de vuelta, estoy aquí muy tranquilo yo solo”

Publicaciones relacionadas