Una San Clementina podría haber sido la autora de las pinturas rupestres de Altamira

Un reciente estudio llevado a cabo por un grupo de arqueólogos que trabajan en Altamira refleja unos datos sorprendentes. Según los expertos, las pinturas de Altamira podrían haber sipo pintadas por una San Clementina.
Los Investigadores han llegado a esta conclusión tras reconocer una firma al lado de la pata del famoso cabestro pintado en la época Paleolítica.
“Creemos que es la firma de la autora de la obra. Hemos estado confundimos los últimos 13000 años, todos pensábamos que lo que había al lalo de la pata del cabestro era un excremento, en realidad es la firma de la autora. Se puede leer claramente la palabra RUS”
Los arqueólogos tienen claro que es de San Clemente porque el pueblo está lleno de RUS.
“Toda las mujeres que se llaman Rus son de San Clemente, no conocemos Rus en Barcelona, Valencia o Hamburgo”.

Publicaciones relacionadas