Un butanero de Socuéllamos se pide la baja por depresión tras no haber ligado con ninguna clienta

Es uno de los oficios mas envidiados del mundo, ser butanero es sinónimo de éxito. Como norma general cada butanero se suele acostar con 564 amas de casa a lo largo de su carrera profesional, salvo un butanero de Socuéllamos que no se ha comino ni una rosca en 20 años.
“Todos mis compañeros han tenidos sus aventuras con alguna clienta, yo nada de nada, ni si quiera una sonrisa, muchas mujeres me dicen que deje abajo la bombona que ya la subirán ellas. He estado en el medico y me ha dado la baja por depresión”
El butanero está pasando por una crisis existencial. Sus mejores amigos reconocen que no es el mismo. “El siempre le ha puesto mucha ilusión a su profesión, todo los días iba con esperanzas de restregarle el horcate al alguna, pero ese día no le llega. Lo está pasando mal, a ver si abren las luces, por lo menos se despeja un poco”

Publicaciones relacionadas