Detenido un rumano que compraba mascarillas baratas en su país y luego las vendía en Mota

La guardia civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de mascarillas. En la operación se ha detenido a un rumano, el cabecilla de la banda.
En la operación se han requisado 200 kilos de fieltro listos para ser mandados a Rumanía. Una vez allí, el cabecilla organizaba el trabajo entre sus familiares y amigos.
“Tenia un ejercito de rumanos cosiendo mascarillas para traerlas a España camufladas en maletas de ropa y en camiones de chatarra”
El cabecilla se defiende argumentando que él no es ningún delincuente. “Llevo 4 años cotizando en España, tengo a mi familia allí parada, les he mandado trabajo para que hagan algo y no tengan malos pensamientos todo el día. Cuando las cosen llegan aquí y las vendo. No estoy haciendo nada malo”
Las autoridades sanitarias advierten del uso de estas mascarillas defectuosas. “Las mascarillas rumanas son peligrosas, si las usáis es probable que pilléis la malaria. Las podemos diferencias de las originales porque llevan impresas el logotipo de Dacia”

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios