Un indigente intenta quemar un cajero en Villarrobledo para cobrar el paro durante dos años, se le olvida el mechero y el juez le obliga a trabajar

Se trata de una de las “leyendas urbano-jurídicas” más extendidas. “Al salir de la cárcel se tiene derecho a paro”. Esta frase hace, en la mayoría de los casos, referencia al subsidio de liberados de prisión, una prestación a la que tienen derecho los excarcelados cuando no pueden acceder a la prestación por desempleo y se ha estado en prisión, al menos, 181 días. También se dice que si quemas un cajero automático entras en prisión durante dos años, saliendo de la cárcel con paga.
Muchas personas con problemas económicos se están dedicando a quemar cajeros para conseguir su correspondiente paga. Es el caso de Julianin, un indigente de Villarrobledo que intentó quemar un cajero, pero finalmente no pudo ejecutar su plan por que se le olvidó el mechero.
“Tu fíjate, por el mechero no entro en la cárcel. Me había despedido de mi mujer y de toda la familia, les dije que en dos años nos veríamos otra vez. Me fui a un cajero para pegarle fuego y se me olvidó el mechero. Me dio tanta rabia que empecé a darle patadas, eso hizo que se activara la alarma. La guardia civil me detuvo y el juez me ha obligado a buscar trabajo”

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios