Un funcionario manchego lleva desde año nuevo acostado y retrasando la alarma 15 minutos

El gesto de posponer la alarma es habitual para la mayoría de los españoles desde que los teléfonos móviles se han convertido en compañeros de nuestra mesilla de noche. Todos hemos retrasado la alarma en mas de alguna ocasión, perolos funcionarios se llevan la medalla de oro.
Un funcionario manchego lleva desde el 1 de enero acostado en su cama después de atrasar la alarma 96.000 veces.
Sus familiares lo conocen y no le dan importancia.
“Siempre le ha costado levantarse para ir a trabajar. Llamó al supervisor de turnos para decirle que tenia un problema de salud, el supervisor le explicó que necesitaba un informe médico que justificara su ausencia laboral, mientras se lo explicaba se quedó durmiendo”
El funcionario ha dicho que cuando se levante de la cama irá al médico a pedir la baja porque le duele la barriga de ponerse tanta heparina.

Publicaciones relacionadas