Ingresan a un chico de La Alberca tras intentar borrarse un tatuaje con una radial

Un chico natural de La Alberca ha sido ingresado en un hospital de La Mancha tras borrarse con una radial un tatuaje que se hizo en un brazo.
El joven acudió a urgencias con toda la ropa llena de sangre, los facultativos pensaban que había sido atacado por algún galgo o animal con mandíbulas potentes. Según relatan los médicos el paciente no paraba de gritar “Ponerme tiritas, veo la luz, veo la luz”
Una vez que el joven fue pasado a planta confesó que se lo hizo el mismo al intentar borrarse un tatuaje.
“Llevaba 2 semanas con una muchacha que conocí en Cuenca, fui a pasar unos días allí con mis amigos y conocí a una torda. La muchacha me dijo que me quería mucho y me tatúe su nombre. Ayer vi en su Facebook que tenía novio y decidí quitarme el tatuaje yo mismo”
Los médicos ya han dicho que la cicatriz será para toda la vida.

Publicaciones relacionadas