Un okupa entra en una casa del barrio de las 600 de Albacete y casi se lo comen los galgos

Se trata de un joven madrileño, recién llegado a Albacete, intentó entrar una vivienda de las 600 y ocuparla, sin percatarse que allí había unos 200 galgos

No se percató y forzó la puerta, entro y se encerró por dentro y empezó a gritar, ¡La vivienda es mía, la vivienda es mía y nadie me sacara de aquí!

Esto hizo que los galgos despertasen y como tenía más hambre un gato en un bote, se abalanzaron sobre el causándole heridas de consideración, menos mal que El Raimundo los escucho y pudo abrir la puerta y saco al okupa a hostias de la casa

Según ha declarado el joven camino del hospital “Albacete caga y vete”. Nada más dale el alta del hospital salio corriendo para las afueras de Albacete

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios