Pide el divorcio porque su marido le regaló lentejas germinadas en un bote con algodón porque las flores eran caras

¿A quién no le gusta recibir un regalo inesperado? Es verdad que en muchas ocasiones se suele decir que lo material no importa y es cierto, se valora más un detalle por el hecho de ser una sorpresa inesperada que por el valor económico que tenga. El problema viene cuando tu pareja es un ruin.
Un señor de Minaya muy ruin le regalo a su novia lentejas germinadas en un bote de algodón porque las flores eran muy caras.
“Fui a la floristería a comprarle a mi mujer unas flores bonicas por nuestro aniversario y me pedían 60€ por 4 flores que eso luego se lo echo a los conejos para que coman. Me acorde que de pequeño en la escuela nos enseñaron a plantar lentejas. Eso es mucho más barato, no es tan bonito como unas rosas, pero son plantas”
La mujer cuando lo vio a parecer por la puerta con el bote de lentejas le pidió el divorcio. El muchacho ya le ha dicho que se lo firma a fin de mes si se reparten a medias los gastos de las facturas, de lo contrario, no firmará el divorcio.

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios