Un san clementino consigue dejar el tabaco fumando únicamente un cigarro después del sexo

Nadie debería fumar cigarrillos, y se debe hacer todo lo posible para que los fumadores dejen de usar todas las formas de tabaco y evitar que todos, especialmente los jóvenes, comiencen a usar cualquier producto del tabaco. Un san clementino harto de probar cientos de métodos que no funcionaban decidió inventarse uno que ha sido muy eficaz: Fumar un cigarro después del sexo. El hombre lleva sin fumar desde San Isidro.
“Estoy fatal de los pulmones, tenía que dejar de fumar, pero no podía, he probado mil cosas y ninguna funciona hasta que me inventé el método del caliqueño, un cigarro después de cubrir”
El señor lleva sin fumar desde San Isidro, casi un mes. Asegura que es un método eficaz y muy beneficioso para la salud. “Lo único malo es que copulo menos que un perro atado”

Publicaciones relacionadas