32 familiares se confunden de coche fúnebre y terminan en la ITV de Villarrobledo

Ayer por la tarde se ofició un funeral en Argamasilla de Alba, todo normal hasta que llegó la hora de ir al cementerio para dar el último adiós al difunto.

La mala suerte quiso que dos coches fúnebres coincidieran a la salida de la ceremonia. Gran parte de los invitados siguieron al coche equivocado cuyo destino era la ITV de Villarrobledo.

“Cuando llevábamos media hora de viaje me extrañe porque nunca habíamos tardado tanto en llegar al cementerio, los llallos se empezaron a poner nerviosos y no paraban de preguntar que cuando llegábamos que tenían ganas de rezar otro poquejo”

Finalmente, el coche llego a pasar la revisión en la ITV con la comitiva de coches de los familiares detrás de él. El conductor del coche fúnebre no se percató hasta que bajo en la ITV, ya que las flores le tapaban los espejos retrovisores.

Los familiares llamaron a funeralplanning (igual que las wedding planner, pero con entierros) para decirles que se habían confundido. La funeral planning retraso el entierro hasta que llegaran todos los familiares.

“Les dije que vinieran sin prisa, que el que estaba acostado no se iba a ir. Que vinieran tranquilos que no pasaba nada”

Publicaciones relacionadas