Lo expulsan de una iglesia por dar un puñetazo a su cuñado en lugar de la paz

Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo en una parroquia de Socuéllamos. Al parecer, coincidieron en misa dos familias que hace unos meses habían tenido un conflicto familiar tras repartir una herencia.
La misa se desarrolló con normalidad hasta que llegó el momento en el que los asistentes a la celebración tenían que darse la paz.
Justo después de que el sacerdote pronunciara: “daos la paz” un señor se levantó de su sitio, buscó con la vista a su cuñado, se dirigió hacia él y le propinó un puñetazo en la boca que le provocó la pérdida de 4 piezas dentales que fueron recogidas del suelo una señora que estaba rezando de rodillas.
El agredido ha interpuesto una denuncia ante el juzgado de paz de la localidad y se espera que el agresor sea juzgado en las próximas horas.

Publicaciones relacionadas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios